CONEJOBELGA

21 junio 2014

La poesía es un acto de fe (Speech)



 La poesía es un acto de fe
 

*Speech leído durante la presentación del libro The Crying Boy Project en el Museo Fernando García Ponce-MACAY el viernes 20 de junio de 2014


Porqué leer poesía
No existen motivos para leer poesía que sean válidos a cualquier individuo. Harold Bloom sostiene que cada quien se ilumina a sí mismo con la elección de sus lecturas, la cual se relaciona con algo que nos preocupa de forma urgente. Considera bello idealismo al hecho de que la poesía una a las personas. Leemos para encontrarnos, dice, y también para impulsarnos a un sentido más abundante de la vida. Luego, da un golpe. Señala que «sólo importan tres cualidades en una obra literaria: poder cognitivo (que incluye la originalidad, por supuesto); belleza (esplendor estético); y sabiduría. Esas son las tres cualidades. Solamente estas tres cualidades sirven para juzgar la literatura.»

Bloom recomienda leer “aquello que sintamos próximo a nosotros” para reflexionar desde un punto de vista individual el carácter universal de lo leído. Y a pesar de que el placer de la lectura “no mejora de forma directa la vida de nadie” ni “el bien común”, nos ilumina a nosotros mismos, agrega. Incluso sugiere que para una lectura óptima:
* Dejemos a un lado los prejuicios.
* No tratemos de mejorar a nadie por lo que leemos ni por el modo en que lo leemos.
* Seamos lectores con capacidad de invención.
* Recuperemos el sentido de la ironía.


Las 5 paradojas de The Crying Boy Project  
Leer es un acto de reflexión, de autoanálisis. En el caso de este libro, encuentro 5 paradojas importantes, de las que hablaré brevemente.

1)   TCBP Aborda el tema de la fe pero no es un poemario religioso.
El poemario describe un estado de oscilación entre la fe y el escepticismo. Pero aquí el drama es oblicuo, telegráfico e impersonal. Personajes ausentes de horizontes metafísicos se enfrentan a la soledad, el miedo y la culpa sin dioses que puedan ayudarlos.

2)   Recurre a parábolas cuyo sentido evita las enseñanzas morales.
Varios textos recuperan personajes (Jonás, Sansón, el eremita en el desierto) que apuntan hacia una reversión de la enseñanza moral. Se dibujan escenarios (la montaña, la cueva, el mar) ausentes de connotaciones divinas. También se retoman personajes icónicos (Hitler, Buster Keaton, Megaman) que atraviesan sus últimos instantes. Y en este movimiento conclusivo, de cansancio y lucidez melancólica, la poesía entra en acción. La poesía del fin de cada cosa.

3)   Hace referencia al silencio mediante la palabra.
En este libro el silencio está presente de múltiples formas: hay un silencio místico, un silencio fúnebre y un silencio de estoicismo ante lo inevitable. Este recurso ha estado presente en los poemarios anteriores, y se relaciona específicamente con la obra de autores como Samuel Beckett.

4)   Utiliza la tercera persona de modo impersonal para obtener un tono aún más intimista.
El 90% de los poemas está escrito en tercera persona. Pero en realidad se trata de una primera persona que se ha desdoblado y se mira desde afuera. No es una tercera persona ajena a lo que ocurre, sino implicada hasta la médula en los hechos. Es una tercera persona que hace de la neutralidad su mejor recurso: expresa más a fuerza de contención.

5)   No trata sobre la infancia ni sobre el llanto. 
TCBP cierra una trilogía sobre la infancia precedida por Shhh y La burbuja azul. Sin embargo, aquí la niñez se ha vuelto un símbolo. Un símbolo de la pérdida de la fe. Es decir, un símbolo sobre la muerte de los símbolos. Y ésa es la última y todopoderosa contradicción final.


Evento Interdisciplinario
Una de las principales intenciones de The Crying Boy Project es detonar nuevos sentidos a través de la interdisciplina. Detrás del libro impreso está presente la complicidad de un grupo de personas clave: Dianné Ruz diseñó la ilustración de portada. Bob Starship es el autor de la imagen del cartel. El poeta Javier Acosta colaboró con el prólogo. Ulises Vargas, a cargo de Síndrome Belacqua, es otra pieza fundamental. Karín Mijangos con sus observaciones que no siempre coinciden con las mías, Luis Cruces y su onda nintendera, Jorge Manzanilla y sus comentarios irónicos tambien son importantes. Laila Torres Mendieta y Luis Hermoza, cada quien desde su respectiva trinchera (ella en Holanda y él en Francia), amablemente accedieron a colaborar en este proyecto. Estamos generando apertura y nuevos modos de aproximarnos a los libros. Pero a fin de cuentas nada de esto es posible sin los lectores. La poesía es un acto de fe. De creer en lo invisible, de ser insistentes y obstinados. De leer sin poses y sin mafias, sin segundas intenciones. Muchas gracias por estar aquí y al MACAY por todas sus atenciones. Ahora leeré algunos poemas, vamos a reproducir los vídeos de Laila, y cerramos con la suite de Luis.

–Christian Núñez


   
The Crying Boy Project
Christian Núñez
 Rojo Siena, 2013


De The Crying Boy Project (selección)
 
Cameos Metafísicos
 
Coda mística

Ella se recuesta
Por mucho tiempo
Aquí, llorando.

Favor de no pisar.


El acróbata

Sombras que se inclinan
Para darme un beso
Díganle

Que vuelva.


Buster Keaton

Sueña que mira por la escotilla de un buque
A los amigos de su infancia hundiéndose, hundiéndose.

Podría filmarlo.

Pero se queda inmóvil.


In Sad Lines

Él habla solo
De cosas viejas
En la silla vieja  del anfiteatro
Con la camisa que papá le regaló.


Dostoyevsky’s Moleskine

Gente de todo el mundo
Que está sufriendo, que está llorando
Y nada la puede consolar

Derriben este  poema.


Telegrama

Escribe a mano contra la corriente de un huracán
Escribe a mano hasta quedarse loco
Escribe a mano en un depósito de peces
Escribe a mano lejos de su mano, lejos de los peces
Escribe a mano lejos de los helicópteros

Y dice guerra
Y sólo dice guerra
Y cuarenta días combate solitario
Pero nadie le habla de Dios.


Medianoche sobre Jerusalén

Y viaja lejos quien nada oye
Y viaja lejos quien nada contesta
Y viaja lejos quien nada sabe
Y nada averigua
Y nada quiere pedirle al desierto
Y nada traslada consigo
Y nada sufre
Y nada busca aquí.
  
From/to Poems
The Letters

Recordad las risas y el polvo, forasteros.
Recordad una linterna en el pasillo.
Recordad simplemente.

Recordad.


Mandala

Si respiras aún
Si todavía puedes respirar aún
Si esto que ocurre continúa
Si lo que nos rodea se desploma
Y todo sigue funcionando
Aún

Estaremos juntos

Para viajar
Para viajar al círculo
Para viajar al círculo de lo inmutable
Y desprendernos de lo absoluto
Y desprendernos de lo relativo
Y revertir de un solo golpe
El portentoso
Rugido del mar.


Leviatán

Ella se levanta por las noches
Y llora largamente
Y llora largamente
Y llora
Hasta la salida del sol.


Fire Lumière

Prende la luz
Prende las velas y las bombillas
Prende las zarzas y los cigarros
Prende los fuegos
Hoy vamos a vivir.


Francis Bacon

Lo que no se escucha
Lo que no se dice
Lo que nadie ve
O nadie oye

Oh, dolor.


(M)other

Era tan fácil llorar con ella
Y dejar de hacerlo
En la misma sintonía
Y estar juntos frente al televisor
Sin hacer nada
O exigirse nada

Simplemente

Respirando.